Nos encantan las mascotas

Para todos aquellos que se resisten a viajar sin su mascota, el Camping A Grandella tiene sitio para los perros, gatos o cualquier otro animal de compañía tanto en el camping y como en las cabañas.

Las mascotas están permitidas en el camping siempre que vayan atadas por sus instalaciones y no estén dentro de lo que marca el Real Decreto 287/2002 sobre la tenencia de animales potencialmente peligrosos.

Las tarifas en acampada son de 1,50 €/noche. Y las mascotas en cabañas un suplemento de 3.00€ por mascota/noche.

En el Occidente de Asturias tenemos una playa para perros durante todo el año situada a tan solo 5 km del camping, es Playa de Cambaredo en el Concejo de El Franco.

 

NORMAS:

Quedan excluidos todo tipo de animales catalogados altamente peligrosos, ilegales, animales que no sean de compañía y/o de un peso superior a 20 kilos.

Aunque se colocaran fundas, no se permite subir a camas, sofás o al resto del mobiliario de las cabañas. Nunca se usará ropa de cama, ni de baño, pertenecientes al alojamiento para el uso del animal. En las cabañas hay comedero para los perros y alfombra.

Los propietarios tendrán la obligación de mantener durante la estancia al animal en óptimas condiciones de aseo e higiénico sanitarias durante la estancia y con la documentación veterinaria en regla. El propietario también velará por la higiene en las zonas comunes del camping llevando consigo siempre bolsas de recogida de deposiciones en caso de que el animal realizara una y es obligación del dueño de recogerla y depositarla en el contenedor de basura o papelera.

Los propietarios serán totalmente responsables del comportamiento del animal, así como de los posibles daños a terceros o a los bienes del alojamiento.

Queda terminantemente prohibido dejar al animal solo en las dependencias de las cabañas, excepto cuando el propietario se encuentre en las instalaciones del camping.

Si por causa de fuerza mayor no pudiera llevar lo consigo, el animal deberá dejarse dentro de un transportín adecuado a su tamaño, con agua y comida en sus contenedores adecuados y avisar inmediatamente al personal del camping.

En las zonas comunes el animal deberá ir atado con correa corta y el propietario velará por el buen comportamiento del animal hacia el establecimiento y la convivencia con el resto de campistas y/o otras mascotas alojadas.

Se revisará la cabaña a la hora de finalizar el hospedaje por si hubiera anomalías y en caso de que las hubiera, la cantidad que se considere oportuna, a criterio de la propiedad, se realizarán las diligencias oportunas para el abono de los desperfectos.